To top
22 Jan

El disfraz del aprendizaje

Aprender sobre Egipto

“El juego es el disfraz del aprendizaje, porque jugar es aprender, no perder el tiempo, y eso lo tienen que aprender los maestros”.
Francismo Mora Teruel (Neurocientífico)

 

Según afirmó el profesor Mora Teruel, neurocientífico, profesor universitario y autor del libro Neuroeducación, durante una entrevista publicada por el diario El País en febrero de 2014:

“En el fondo, el conocimiento es como el juego. Nos trae algo nuevo que nos ha llamado la atención y ha satisfecho nuestra curiosidad. El conocimiento es el juego de los adultos. Algo tan primitivo como el placer es lo que nos empuja a conocer. Y a eso que se conoce como la “curiosidad sagrada”, el máximo de la curiosidad, que es la investigación científica” (…) El juego es el disfraz del aprendizaje. Cuando un niño juega no está perdiendo el tiempo, está aprendiendo”.


La Curiosidad Sagrada


Assassin´s Creed Origins es un videojuego al estilo de aquellos libros de “Elige tu propia aventura”, que los niños españoles leíamos en los años 80. El juego está ambientado en el Antiguo Egipto con gran fidelidad. El protagonista, es decir el jugador, va escogiendo sus propias misiones y, mientras tanto, va conociendo datos históricos y geográficos que le son de gran utilidad durante su trayectoria. Conocer detalles sobre las costumbres de la época, la indumentaria, las armas, las luchas de poder, la religión, los avances científicos, la arquitectura, los medios de transporte y, por supuesto, los principales personajes históricos que vivieron en esta época son muy importantes a la hora de jugar. Aunque también hay algunas historias imaginarias y situaciones imposibles, la mayor parte del videojuego está basado en hechos reales que tuvieron lugar en el Antiguo Egipto.

La parte negativa es que puede resultar algo violento para un niño, no lo niego, pero en eso también es fiel a la época, no se trata de violencia gratuita. En cualquier caso, estaríamos ante a un aprendizaje significativo, no hay duda, porque lo que el jugador aprende sobre el Antiguo Egipto tiene una recompensa inmediata, le sirve para obtener mejores puntuaciones y ganar reconocimiento dentro del juego. Es cierto que no todo lo que sucede en la pantalla ocurrió realmente, pero ahí es donde debería aparecer el profesor para buscar los fallos y aprovechar el juego como excusa para la clase, generando así más momentos significativos que ayuden a los alumnos a recordar la información.

Al parecer, algunos profesores y pedagogos han pedido a los creadores de este videojuego un contenido que puedan poner en clase, así que Ubisoft ha retirado la parte lúdica, la acción y los peligros y ha creado un contenido anexo. Según han anunciado, se disponen a lanzar un “Discovery Tour”, un modo en el que han convertido el mundo de Origins en un Museo Virtual. En este mundo se podrán recibir clases de momificación o descubrir la Esfinge cuando estaba completa, convirtiendo así el juego en una poderosa herramienta para la clase.

 

Aprender jugando

Assassin´s Creed Origins

Muchos de nosotros no tuvimos la suerte de tener buenos profesores de historia en el colegio. Yo siempre digo que aprendí historia gracias a las películas y a las series que programaba TVE. Esas series fueron las que despertaron mi curiosidad y me motivaron a buscar más información y querer hacer visitas turísticas y culturales… Las clases que recibí en el colegio, desgraciadamente, no me interesaron ni lo más mínimo. Sin embargo, gracias a esas películas y series estuve a puntito de estudiar la carrera de Geografía e Historia. ¡Así son los resortes de la motivación!

Cuando nosotros éramos niños no existían estos videojuegos, pero hoy sí están a nuestro alcance. ¿Por qué no aprovechar su contenido como antes aprovechábamos el que había en las películas? No deberíamos olvidar el poder del juego para aprender, porque los seres humanos a lo largo de nuestra historia siempre hemos aprendido a través del juego. El juego nos emociona y nos divierte. Hace que nuestro cuerpo segregue dopamina, la química del aprendizaje. Facilita la creación de entornos distendidos, libres del peor enemigo que tiene nuestro cerebro: el estrés. Además, crea lugares donde explorar sin miedo y favorece la aparición de nuestro mejor aliado para aprender: el error.

WhyMapsStudio, la empresa que hizo el famoso vídeo WhySyria, acaba de hacer un vídeo sobre este videojuego. Os lo dejo aquí por si estáis interesados en conocer más detalles sobre esto que os cuento:

 

 

PARA SABER MÁS:

Ana Díaz

Periodista.

No Comentarios

Leave a reply