To top
17 Feb

Niños kinestésicos (no confundir con TDAH)

Hace ya unos años, una profesora me dijo que mi hijo era muy “kinestésico”. Yo me quedé mirándola fijamente con los ojos muy abiertos sin terminar de entenderla. En aquel momento, únicamente asocié este adjetivo a la inquietud física que demostraba el niño, pero ahora sé que esa palabra conlleva un sistema de aprendizaje diferente. Ni mejor ni peor, diferente.

No hay dos personas iguales. Según los libros de Ciencias Naturales, los seres humanos nos comunicamos a través de los sentidos, pero según nos dice la Programación Neurolingüística, no utilizamos todos los sentidos por igual, siempre priorizamos alguno o algunos por encima del resto. Según esta diferenciación, los seres humanos podemos ser visuales (los que priorizan el sentido de la vista), auditivos (que priorizan el oído) y kinestésicos.

Los kinestésicos (niños o adultos) priorizan los sentidos del olfato, el gusto y el tacto. Podemos decir que estas personas son más sensitivas y sensibles.  Cuando recuerdan, lo hacen fundamentalmente en forma de sensaciones. Normalmente, necesitan el contacto físico y el movimiento para aprender. Suelen hablan más despacio, expresan sus sentimientos con facilidad y son capaces de emocionar.

Cuando procesamos la información asociándola a nuestras sensaciones y movimientos, a nuestro cuerpo, estamos utilizando el sistema de representación kinestésico. Utilizamos este sistema, naturalmente, cuando aprendemos un deporte, pero también para muchas otras actividades.

Por lo general, aprender utilizando el sistema kinestésico es lento, mucho más lento que con cualquiera de los otros dos sistemas (visual o auditivo). Se necesita más tiempo para aprender a escribir a máquina sin necesidad de pensar en lo que uno está haciendo que para aprenderse de memoria la lista de letras y símbolos que aparecen en el teclado. Sin embargo, el aprendizaje kinestésico también es más profundo. Nos podemos aprender una lista de palabras y olvidarlas al día siguiente, pero cuando uno aprende a andar en bicicleta, no se olvida nunca. Una vez que sabemos algo con nuestro cuerpo, que lo hemos aprendido con la memoria muscular, es muy difícil que se nos olvide.

Los alumnos que utilizan preferentemente el sistema kinestésico necesitan, por tanto, más tiempo que los demás. No son menos inteligentes que el resto ni tienen trastorno de hiperactividad (TDAH). Los alumnos kinestésicos aprenden cuando hacen cosas como, por ejemplo, experimentos de laboratorio o proyectos. Necesitan estar involucrados personalmente en el aprendizaje. Gesticulan mucho al hablar. No escuchan bien. Se aburren en seguida y se distraen cuando las explicaciones son básicamente auditivas o visuales y no le involucran de alguna forma.

Además, el alumno kinestésico necesita moverse. Cuando estudian muchas veces pasean o se balancean para satisfacer esa necesidad de movimiento. En el aula buscarán cualquier excusa para levantarse y moverse.

Si tu hijo es kinestésico, debes saber que son los niños que peor lo tienen en el actual sistema educativo. Las clases tradicionales están hechas para los visuales (que tienen una gran memoria visual) o auditivos (que escuchan sin aliento las explicaciones de los profes y las memorizan). Probablemente necesite más tu ayuda para no desmotivarse con las tareas del cole, pero debe tener claro que no es menos inteligente que el resto. De hecho, probablemente sea más creativo.   

*Si queréis saber más sobre el tema, os recomiendo los libros de Mónica Pérez de las Heras, periodista, especialista en PNL y directora de la Escuela Europea de Oratoria. En caso de ser maestro o educador, el más apropiado es: “PNL para maestros y profesores”.   

Ana Díaz

Periodista.

10 Comentarios
  • Marta

    Muy interesante. Muchas veces se diagnostica a los niños como hiperactivos o con déficit de atención y no sé tiene en cuenta que no todos aprendemos de la misma manera.

    18/02/2015 at 10:10 am Reply
  • Maria Jesus Sanchez Galeano

    Muchas gracias!!! Empiezo a plantearme muchas cosas y empiezo a comprender el comportamiento de mi hijo en muchos aspectos…

    24/11/2015 at 12:10 pm Reply
    • Ana Díaz

      Muchas gracias a ti por tu comentario. ¡Qué importante es comprenderles! ¿verdad? Seguiré investigando el tema porque veo que despierta interés :)

      24/11/2015 at 12:29 pm Reply
  • Gema

    Increíble!…es la descripción de mi hijo. No es nada visual ni auditivo. Ahora, siempre esta en movimiento, su olfato es tremendo, su gusto ni te cuento y su tacto es puro sentimiento.
    Con lo cual el cole es horrible por que no se puede mover y los deberes ni te cuento…Si quiero que los realice si bloqueos,tiene que ser siempre después de algún deporte…y te puedo asegurar que se nota una diferencia abismal)…Puede pasar a decirme la tabla de multiplicar del derecho del revés y salteada, a no dar pie con bola.

    26/11/2015 at 1:24 pm Reply
    • Ana Díaz

      Hola Gema. Te entiendo perfectamente… Tenemos que tener paciencia con ellos. Todos no somos iguales. Gracias por tu comentario :)

      26/11/2015 at 1:41 pm Reply
  • Giova

    Realmente un artículo muy bueno. Ya había escuchado el término “kinestésico” durante mi formación académica (a pesar de que no soy psicológa o pedagoga), pero hasta hace poco una prima psicóloga me dijo que mi hijo es kinestésico y buscando información sobre como orientarlo me topé con este artículo que me dió luces. Muchas gracias! :)

    25/03/2016 at 8:05 pm Reply
  • nadia rojas

    hola, cuales son los sistemas educativos mas adecuados para niños kinestesicos?

    26/05/2017 at 1:52 am Reply

Leave a reply